Top Social

21 de diciembre de 2016

CUIDADOS PARA UNA PIEL CON ACNÉ ADULTO | TIPS Y PRODUCTOS RECOMENDADOS



La mayoría de las consultas que recibo en mi correo y las entradas más visitadas del blog son acerca del acné adulto:  ¿Cómo controlas tu acné? ¿Qué crema hidratante/sérum/maquillaje me aconsejas para una piel de X tipo? ¿Cual es tu rutina completa para controlar los brotes?

En realidad  antes de intentar cubrir con maquillaje, eliminar con un cosmético o aplicarnos cualquier producto que a otra persona le haya ido de perlas lo que debemos hacer acudir a un profesional a que nos diagnostique la razón principal de nuestro acné y a que nos indique que tipo de acné sufrimos. En mi caso he sido tratada sin éxito por varios especialistas lo que me llevó  a la desesperación total. 


¿Qué es lo que hace a una persona propensa al acné?  

Pues en líneas generales estos tres factores que os relaciono a continuación:

-Las hormonas:  Haciendo que las glándulas sebáceas produzcan más sebo del debido.   Dado que las glándulas sebáceas son especialmente sensibles a las hormonas, el acné adulto como es mi caso, aparece en procesos relacionados con ellas, con el SOP y por supuesto también con el estrés psicológico que es el desencadenante más habitual. 

-Las bacterias: En personas con la piel propensa al acné la producción excesiva de sebo genera el entorno ideal y perfecto en el que las bacterias del acné tienden a proliferar y aunque normalmente son totalmente inofensivas esa sobrecarga a la piel desencadena una inflamación y posterior formación de comedones. 

-Los genes:  Se considera también la existencia de genes que afectan al riesgo de las personas de sufrir acné.



A raíz de todas estas consultas que os comentaba he decidido haceros un resumen con mis mejores consejos para cuidaros la piel  propensa al acné tanto vulgar como adulto basada en mi propia experiencia a lo largo de los años, sobretodo ahora que estoy estabilizada. Os incorporo también alguno de los productos que mejor me han funcionado y, que siento deciros que no tiene porque ser vuestra selección o de vuestra elección. También os digo que no están todos los que me gustan o me encantan o me han funcionado ya que algunos los tengo ahora mismo de camino a casa y tampoco pretendía hacer un post de productos sino de consejos. Si finalmente os decantáis por alguno y os ayuda mínimamente en vuestro proceso de curación me sentiré extraordinariamente bien ya que lo mío ha sido un largo, largo camino de palos de ciego.





Hidrátate:  Mantente hidratado. Bajo ningún concepto dejes que tu piel se deshidrate o baje los niveles óptimos de hidratación, si éso ocurre llevará a tu piel a un exceso de producción de sebo.  Hazte con un buen sérum ligero que incorpore un agente humectante de calidad (aka. ácido hialurónico). Yo he probado unos cuantos y el que mejor me ha ido es el que estoy usando actualmente de Medik8,se llama Hydr8 B5.  Como apunte te diré que no todos los ácidos hialurónicos tienen la misma calidad.

Bajo mi punto de vista uno de los principales pilares de una piel sana es una correcta hidratación y no solo me refiero a una hidratación tópica, sino también a una hidratación interna.  Mínimo debemos beber al día de 6 a 8 vasos de agua.  Si te cuesta beber agua y te gustan las infusiones prueba a hacerlo de esta forma.


Elige una limpiadora adecuada para tu tipo de piel:  Si previamente has limpiado tu piel con una solución o una micelar formulados de "aquella manera" te pueden dejar la piel tirante o incluso debilitarte la barrera.  Una formulación como la Espuma limpiadora de Avene que está diseñada para ser suave con la barrera de la piel, prevenir la deshidratación y eliminar las impurezas es ideal.  Por supuesto no contiene jabón ni tensioactivos.




Equilibra el pH:  El pH ideal de la piel es del 5.5 esta cifra ayuda a que la barrera de la piel esté sana y fuerte, así las bacterias estarán fuera y la humedad dentro. Aquí entra en juego ese producto esencial para muchas y totalmente prescindible para otras:  el tónico. En este punto tengo dos favoritísimos para equilibrar mi piel.  Son el tónico de Obagi, del que podéis leer mi reseña aquí y el Pore Refining Toner de Medik8.  Si me hacéis elegir entre los dos me quedo con el de Medik8 por resultados más inmediatos y por la sinergia de todos los productos que tengo prescritos ahora mismo. 

Exfóliate según tus necesidades:  Exfoliarse regularmente es muy importante y conocer vuestra piel os dirá cual es ese "regularmente".  En este punto os diré que he desterrado casi al 99,9% la exfoliación mecánica.  Desde hace varios años el tipo de exfoliación que uso es química.  Para las pieles grasas con tendencia acnéica el ingrediente a buscar serían los ácidos a baja concentración de BHA´s  ya que penetran más fácilmente al ser solubles en grasa. Uno de mis favoritos es el popular CosRX BHA Blackhead Power Liquid, he probado una muestra generosa que me hizo llegar mi amiga Bea y es una solución potente sin irritar y que hidrata ya que contiene en su fórmula ácido hialurónico.  Os debo avisar que si no estáis acostumbrados a usar ácidos BHA puede que tengáis algún episodio de empeorar antes de mejorar.  Otra opción que podéis incluir sería el famosísimo Glow Tonic de Pixi, este tónico no está dentro del grupo de los BHA, sino de los AHA´s ya que incorpora ácido glicólico en su composición.  Éste en concreto está más enfocado para que la piel recupere la luminosidad y para ayudar a retirar las células muertas de la piel.  Es un tónico muy a tener en cuenta, pero quizás más para la época de recuperación de la piel, cuando la piel ya está normalizada.

Incluye en tu rutina aceites:  Además de usar una limpiadora sin jabón para no agredir la barrera de la piel debemos usar un limpiador a base de aceite para eliminar las impurezas.  Ésto se puede extender a todos los tipos de piel, pero es especialmente útil para la piel grasa.  Sin complicarnos mucho mis favoritos son los aceites orgánicos de Jojoba, aloe vera y árbol de té.  Usar aceites no exime del uso de tu crema hidratante, aunque sientas tu piel "hidratada".  No confundamos la fase lipídica de la piel, con su fase hídrica.  



Usa cremas preferiblemente con base de agua: Volvemos casi al origen.  No podemos dejar de añadir agua a la piel.  No será de ayuda si añades una fase lipídica en tu crema que obstruirá tu poro. Formulaciones sencillas suelen ser las que mejor funcionan.  Las pieles grasas suelen preferir los geles, por mi experiencia os diré que un gel a la larga termina deshidratando por que por su formulación para que sean gel llevan alcoholes y pasa factura.  Es mejor acostumbrar a la piel a una crema o loción ligera.



Usa mascarillas en formato tissue:  La verdad que era muy reacia a probar este tipo de mascarillas por que creía que no me iban a ser prácticas, pero son altamente eficaces por su poder oclusivo. Dependiendo además de su ingrediente activo pueden ser beneficiosos para refinar la textura, para hidratar, etc... Mis favoritas son las de Tony Moly Makgeolli y quizás menos conocidas de la marca The Saem Black Pearl.


Cuida y trata tus poros con extremo cuidado:  Los poros son poros, ni se cierran ni se abren y están ahí por algo.  Dado que nuestro propio sebo atrapa las impurezas en los poros, el uso de productos de limpieza a base de aceite y  productos formulados para extraer suavemente las impurezas desde el interior de los poros son de uso obligatorio. En esta línea podríamos incluir tratamientos facialmes como coadyuvantes en clínicas de vuestra confianza.  Ya que estamos os diré que para mi la mejor es Felicidad Carrera.



Brumas faciales:  El año pasado estuve en un evento en la embajada de Corea donde se presento una nueva marca de cosmética coreana en España.  Tuve la oportunidad de poder conocer a una de las representantes de la marca en España y me dio un consejo para mi piel  ya que en aquellos momentos no pasaba por un buen momento.  Era verano y ella llevaba consigo un pequeño spray con el que se refrescaba a cada poco, gesto que no pasé por alto.  Me dijo que cada grado que aumenta corporalmente el cuerpo nuestra piel produce un 10% más de sebo.  Una forma de mantener a raya y engañar a nuestra piel son las brumas mediante su frescura.  Si podemos refrigerarlas mejor que mejor. Mis favoritas son el Agua Termal de Uriage y el Agua Floral de Lavanda de Melvita.

Cuida los ingredientes de tu cuidado facial:  Acostúmbrate a mirar las etiquetas de los productos.  Y si algo no entiendes ayúdate de Google o pregunta.  Algo que piensas que puede ser beneficioso por ser natural como es el aceite de coco puede ser altamente comedogénico.


Cuida tu alimentación:  Es un tópico pero somos lo que comemos.  Piel limpia, hígado feliz.  La mayoría de desordenes de acné son afecciones de tipo inflamatorio que provienen de una incorrecta alimentación por desconocimiento . Si os interesa más sobre el tema os aconsejo haceros con una lectura muy interesante del Dr.Perricone.  Os podéis descargar el primer capítulo de su libro Forever Young (aquí )y si os interesa comprarlo yo lo he hecho en Book Depository.  Os adelanto que no es una lectura ligera, pero sí con mucho contenido de interés.



Remedios de Emergencia:  Desde los Parches Hidrocoloidales de CosRx que es de lo más efectivo que he podido probar a las Pasta Secante SOS Hyseac de Uriage, ambos imprescindibles cuando empiezan a aflorar esos "amigos" en nuestra cara que parecen tener vida propia.  

Se constante:  Es el mejor consejo que os puedo dar.  Si se llama rutina y has decidido comprometerte con ella es por algo.  Si no se es constante con todos y cada uno de ellos a diario al final entramos en un círculo vicioso de compra de productos y de desesperación del que no sabremos como salir.

Espero con este largo post haberos arrojado algo de luz y despejar alguna duda de todas las que me planteáis. 

Hasta pronto!
Be First to Post Comment !
Publicar un comentario